Internacionales

El triste cumpleaños número 95 de la Reina de Inglaterra

Elizabeth Alexandra Mary de Windsor fue la primera hija del príncipe Alberto, duque de York (luego rey Jorge VI) y de Elizabeth Bowes-Lyon.

Por eso, a la temprana muerte de su padre, el 6 de febrero de 1952, subió al trono con apenas 25 años.

Nada menos que siete décadas después mantiene sobre su cabeza la Corona británica y, en consecuencia, sigue al frente de Mancomunidad de Naciones y de la Iglesia de Inglaterra, lo que la convierte en la monarca más longeva de la historia.

Pero este será el cumpleaños más triste de esos últimos 70 años para Isabel II: la reina, todavía de luto por el fallecimiento de su esposo, el Príncipe Felipe, alteró por completo las tradiciones que marcan cada 21 de abril y hoy no recibirá ni salvas en su honor, ni actos protocolares ni un nuevo retrato como suele haber cada año.

Fue la propia monarca la que pidió al Gobierno británico cancelar todos los actos en su honor que normalmente se llevaban a cabo el día de su cumpleaños, como por ejemplo no lanzar salvas de cañón desde la Torre de Londres.

Había otra tradición que si llegaba a todos los rincones del mundo: publicar un nuevo retrato de la monarca. Algo que tampoco veremos por primera vez desde que arrancó su reinado.

Entretanto, Isabel II se ha refugiado en el Castillo de Windsor junto a su fiel personal de servicio y sus tres corgis. Los miembros de la Familia Real han organizado un sistema de visitas por turnos para asegurarse que la reina esté siempre bien acompañada.

La Reina sí podría tener una alegría dentro de todo este miércoles: se rumorea que su nieto Harry, quien tenía pensado regresar a Estados Unidos el lunes, decidió retrasar unos días su viaje para estar junto a su abuela en este día tan especial .

(Fuente: Vanity Fair)