DeportesPoliticaProvinciales

Herrera Ahuad ayudó a los mozos, saludó a las “Glorias” y contó cuando usaba radiografías viejas de canilleras en sus tiempos de arquero

Hoy sábado 9 de octubre de 2021 se cumplieron 50 años del día que Boca Juniors vino a jugar contra Guaraní A. Franco por el Torneo Nacional de 1971, un partidazo que se jugó con la cancha llena y la ciudad convulsionada por la llegada del cuadro xeneize por primera y única vez a Misiones a jugar por los puntos.

En conmemoración de ese partidazo que Guaraní peleó y perdió por la mínima diferencia (0-1 abajo con un disparo de Toti Olivera en el travesaño a 3 minutos del final que pudo ser el empate), es que hoy se conmemora el Día del Futbolista Misionero.

Con ese motivo, la Asociación de Ex Futbolistas Misioneros realizó un agasajo en el Club Sarmiento, donde se pudo ver a los sobrevivientes de la epopeya de hace 50 años, empezando por Jorge “La Negra” Brítez, su hermano Patito (quien jugó en Independiente y la Selección) y Corazón Lezcano, entre tantas figuras de los años 70 y 80, fundamentalmente.

Y uno de los que se prendió en el agasajo fue el gobernador Oscar Herrera Ahuad, que pasó unos minutos a saludar y se enganchó y se quedó, conversando con muchos ex futbolistas. El actual gobernador nació justamente en 1971, un par de meses antes de aquel partidazo en el Clemente Argentino del cual hoy se cumplen 50 años exactos.

Entusiasmado, el mandatario le dio una manito a los mozos, sirviendo gaseosas y distribuyendo empanadas, y de paso aprovechando para saludar a cada mesa.

Y el tiempo fue pasando entre anécdotas futboleras. Herrera Ahuad contó cuando usaba las radiografías viejas de la clínica de su tío y las doblaba para usarlas de canilleras, en las épocas en que era un temperamental arquero de futsal o papi-fútbol.

Hincha de San Lorenzo, el gobernador al que siempre se lo vincula con el karting y los fierros, dejó en claro que el fútbol le tira muchísimo.

Bubi Fernández cantó acapala “Misionero y GuaranÍ”

Otro momento emotivo fue cuando se otorgaron distinciones a los futbolistas más grandes. Cuando le tocó a “Bubi” Fernández, el ex jugador de Brown, director técnico y profesor en la escuela de técnicos, hubo una sorpresa grande. “Bubi” saludó a Kiko Alarcón, hijo de Alcibiades, presente en el agasajo, y se puso a cantar “Misionero y Guaraní” acapaela. Parecía que iba a entonar sólo algunas estrofas, pero se entusiasmó y fue hasta el final, cuando se prendieron todos en el estribillo.

La lista de Glorias es grande, estaban por ejemplo, Victor Hugo Romero o Romerito, que jugó en Boca Juniros y según Carlos García Coni, fue el tercer jugador más joven en debutar en la Primera del xeneize. También estaba el “Polaco” Orlando, que jugó en Mitre, Guaraní y después se fue a jugar a Mandiyú. El único que estuvo acompañado por dos de sus cinco hijas.

El “Choclo” Silva, referente de Brown en los años 70, y uno de los impulsores de la Asociación de Ex Futbolistas, prometió muchas iniciativas para el futuro próximo. Uno de los primeros objetivos será trabajar para tener una sede propia y una casa para que todas las “Glorias” puedan reunirse y darle contención a aquellos ex futbolistas que supieron dar tantas alegrías y hoy no la están pasando bien por motivos económicos o de salud.

“Tenemos muchos proyectos”, dijeron a dúo, Jorge “La Negra” Brítez y Silva, que prometen más agasajos para el 2021.

(Fuente: Plan B)