Provinciales

El lunes se conocerán los resultados del monitoreo del yaguareté en Misiones

El yaguareté es considerado una especie “indicadora” de la salud del ambiente, porque juega un papel importante en el mantenimiento de sistemas naturales.


El 29 de noviembre es el Día Internacional del Yaguareté. Esta fecha busca celebrar y concientizar sobre la existencia de la especie y el importante rol que posee para el bienestar y la salud de los ecosistemas y de las personas en las áreas donde habita.Es por ello que el próximo lunes se darán a conocer los datos recabados en el último monitoreo a través de las cámaras trampas de la actividad del yaguareté y cuántos ejemplares se han identificado.

Por su amplia distribución geográfica histórica se lo llama de diversas formas según la cultura y la región donde habita y habitó: yaguareté, jaguareté, onça pintada, tigre americano, jaguar, entre otros. Es el felino más grande del continente americano y el tercero a nivel mundial, después del tigre de bengala y el león.

Según los datos obtenidos de una investigación de opinión pública realizada para Fundación Vida Silvestre, el 35% de las personas del país respondieron que el animal silvestre más emblemático de la fauna argentina es el yaguareté, encabezando el listado. Sin embargo, el 70% respondió que conoce poco y nada sobre la especie, pero el 90% asegura que se encuentra en peligro de extinción

El yaguareté es considerado una especie “indicadora” de la salud del ambiente, porque juega un papel importante en el mantenimiento de sistemas naturales que proveen de servicios ecosistémicos vitales para el bienestar de la naturaleza y las personas. Como predador, se encuentra en la cima de la pirámide alimenticia y requiere grandes extensiones de territorio para vivir.

Es una especie muy sensible a las alteraciones del ecosistema, e incluso llega a ser la primera en desaparecer cuando el hábitat se deteriora. A su vez, el yaguareté cumple un rol esencial controlando las poblaciones de las demás especies de animales y plantas, manteniendo el equilibrio en el ecosistema. Por ello, si el yaguareté se encuentra en peligro de desaparecer, representa un indicador de que todo su entorno está en riesgo.

La presión de caza del yaguareté y sus presas, la deforestación y fragmentación del bosque, y los atropellamientos en rutas y caminos, son las principales razones que amenazan a la especie.

“En Misiones realizamos diferentes acciones con el objetivo de reducir las amenazas sobre el tigre criollo, como también promover un manejo sustentable del territorio, a través de alianzas con otras organizaciones, comunidades y gobiernos hemos logrado importantes avances en los últimos años. Trabajamos arduamente para aumentar la población de la especie, combatiendo la caza, y colaborando con la resolución positiva de los casos de conflicto entre el yaguareté y las comunidades. Juntos hemos logrado prácticamente duplicar la cantidad de yaguaretés presentes en la selva misionera”, detalló Manuel Jaramillo, director general de Vida Silvestre Argentina.

La Fundación Vida Silvestre Argentina trabaja desde el 2002 en la provincia de Misiones por la conservación del felino. En 2004 colaboraron con el primer censo de la especie y en 2005 se estimó una población de entre 30 y 54 yaguaretés en Misiones y el Parque Nacional do Iguaçu de Brasil.

Junto a Proyecto Yaguareté continuaron realizando monitoreos a lo largo de los años a través de cámaras trampa para estimar el tamaño y la densidad de la población de la especie. En 2018, comparado con el primer monitoreo, se duplicó la cantidad de yaguaretés, se estima una población de entre 84 y 125 en el mismo territorio.

Junto a otras instituciones desarrollaron el Plan de Acción para la Conservación de la Población de Yaguareté del Corredor Verde de Misiones. La meta del plan es alcanzar una población que permita sacar a la especie del riesgo de extinción en la selva misionera.

(Fuente: El Territorio)