Provinciales

Traslada a misioneros varados y para intimidarlo tiraron bombas en su casa

Alejandro Pierotti (53) es de Puerto Rico y desde que se cerraron los límites provinciales y se suspendieron los viajes de media y larga distancia, comenzó a hacer viajes trayendo a la tierra colorada a los misioneros varados en otras provincias y su vez, regresando a sus distritos a quienes se encontraban en la tierra colorada.

Ayer, mientras volvía de Pedro Luro, provincia de Buenos Aires, con quince misioneros que estaban esperando regresar a sus domicilios, se enteró de que su casa había sufrido un acto vandálico. Tiraron dos bombas molotov en la puerta mientras su hijo de 22 años estaba durmiendo dentro, lo que puede interpretarse como un acto intimidatorio de alguien que no está de acuerdo con su actividad.
“Entiendo que puede ser producto de esto, pero no me corresponde a mí decirlo. Mi hijo me informó de la situación, él estaba durmiendo en casa y más o menos a las 6 de la mañana sintió la explosión, salió a ver y se encontró con este episodio. No sé qué otra razón, más allá de esta situación, pueden llegar a tener la persona que lo hizo”, sostuvo Pierotti, chofer de la combi, en diálogo con un medio provincial en una pausa de su viaje de regreso.
Y agregó: “Me pareció desagradable porque al que hizo eso no le resultó simpático, si no me hubiera traído un chocolate. Hubiera preferido que golpee la puerta de mi casa y me putee, nada más. No me parece agradable la situación y espero que las autoridades puedan dar con quién fue el encargado de este hecho”.
Alejandro llegó a Misiones ayer después de recorrer más 1.000 kilómetros. Dejó a un matrimonio en Posadas, a otras dos personas en Capioví y a las otros restantes los llevó a Puerto Rico, donde tanto él como los pasajeros se someterán a la cuarentena obligatoria, estipulada por el gobierno nacional.
“Este viaje se desarrolló gracias a Municipalidad de Puerto Rico y el gobierno provincial. Estimo que esto no debe molestar a nadie porque queda aprender a ponerse en el lugar de los demás, tanto se habla de esa palabra que el 90 por ciento de la gente la debe ocupar pero no entiende, que es la empatía. Lamentablemente no tenemos la capacidad de ponernos en el lugar del otro, sabemos que no hay mejor lugar donde estar que en la casa propia”, se lamentó el conductor.
Pierotti encuadra esta tarea que realiza como un desafío humanitario, “siempre en conocimiento de las autoridades provinciales y municipales para respetar los lineamientos de la provincia y tratar de colaborar, no ser un entorpecedor de la situación”.
Por otra parte, además de traer a misioneros a sus hogares, también trasladó desde Puerto Iguazú a residentes de Mendoza, Tucumán, Salta y Jujuy a sus respectiva provincias.

(Fuente:E.T)

Comment here