Deportes

Caso Josías: pidieron a la fiscal que active el Alerta Sofía por el “alto riesgo inminente”

La desaparición del menor Josías Ezequiel Galeano (15) en la ciudad de Oberá lleva 25 días. La búsqueda, encarada desde el principio por la Policía de Misiones, al momento no arrojó datos concretos en relación a su paradero, y más allá de las especulaciones en torno a que lo habrían visto en algunas localidades de la zona Centro, no existe nada concreto.

Es por eso que en los últimos días el caso cobró notoriedad en medios nacionales, al tiempo que varios organismos del país tomaron intervención directa.

Primero la organización Missing Children se sumó a la pesquisa publicando la foto del menor y sus datos personales tanto en la página web oficial como en sus diversas redes sociales, ampliando el radio de búsqueda a todo el territorio nacional.

Posterior a eso la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura (CPPT) recomendó ante la fiscal Myriam Silke el apartamiento inmediato de la Policía y que la investigación quede a cargo de una fuerza federal, en razón de que a los pocos días de la desaparición una fotografía policial fue difundida por la Unidad Regional II en el marco de la búsqueda y se observa al menor parado frente a una patrulla con las luces encendidas. Josías aparece con un ojo morado y lleva puesta la misma campera roja y bermuda de jeans que tenía al momento de su desaparición, según describió la mamá en la denuncia original.

Pero el dato más estremecedor surgió cuando un vecino de Villa Blanquita le contó a la madre de Josías que el viernes 29 de abril, un día antes de que lo vieran por última vez, dos policías de civil en un auto particular recorrieron el barrio preguntando por el chico.

En ese contexto de sospechas apuntadas hacia la fuerza provincial se sumó el prestigioso Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), organización no gubernamental con sede en Buenos Aires que desde hace más de 40 años está orientada a la promoción y defensa de los derechos humanos y el fortalecimiento del sistema democrático. 

Tras interiorizarse del caso, los abogados del organismo también solicitaron que se aparte a la Policía de Misiones de la investigación pero a la par, en un escrito de seis carillas dirigido a la fiscal Silke, sugirieron que el caso sea comunicado con el sistema Alerta Sofía y que en el marco del plan de búsqueda “se le de participación activa a la familia y parientes cercanos del menor a los fines de garantizar una búsqueda eficiente de su paradero sobre la base de protocolos y estándares internacionales en la materia”.

“El sistema de Alerta Sofia, creado a nivel nacional, para la búsqueda de niños, niñas y adolescentes supone una primera articulación con autoridades de distintos niveles (federales, provinciales) para activar su búsqueda, a través de la difusión de información básica sobre los datos de Josías por distintos medios y la conformación de una mesa de búsqueda”, instruyeron a la fiscal obereña en el documento firmado por la Directora Ejecutiva, Paula Litvachky, por el Director del Área de Litigio y Defensa Legal, Diego Morales y por el Director del Área de Seguridad y Justicia, Manuel Tufró, con el patrocinio letrado de Agustina Lloretal.

Sobre eso ampliaron: “El protocolo de implementación de la mencionada Alerta Sofia, establece que ‘se entiende que una Niña, Niño o Adolescente resulta privado ilegítimamente de su libertad cuando su paradero es desconocido y existen hipótesis relacionadas con su sustracción en manos de terceras personas, hallándose en una situación de Alto Riesgo Inminente’ por lo tanto sugerimos que se comunique el caso con el sistema Alerta Sofía”.

¿Qué es Alerta Sofìa?

Alerta Sofía es un sistema de avisos de emergencia ante casos de niños, niñas o adolescentes desaparecidos que puedan encontrarse en grave peligro. Depende del Ministerio de Seguridad de la Nación.

A través de los dispositivos móviles, medios de comunicación masiva -como la televisión-, el correo electrónico y las redes sociales -como Facebook-, el sistema de alerta difunde de manera inmediata la imagen e información del niño, niña o adolescente desaparecido. Al respecto, se solicita que cualquier información que pueda resultar de ayuda sea brindada al teléfono de emergencia, 134.

Alerta Sofía cuenta con el apoyo internacional de Facebook y el Centro Internacional sobre Niños Desaparecidos y Explotados (ICMEC, por sus siglas en inglés). Además, incluye un comité conformado por el Ministerio de Seguridad, la Procuración General de la Nación y la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia.

Por otro lado, además de involucrar al Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), a las fuerzas federales de seguridad, a la Defensoría del Pueblo de la Nación y al Consejo de Procuradores Fiscales, Defensores y Asesores de la República Argentina, también cuenta con el apoyo de la ONG Missing Children, dedicada a la colaboración y difusión de información con el objetivo de encontrar a niñas y niños perdidos.

El nombre del programa remite al caso de Sofía Herrera, quien desapareció el 28 de septiembre de 2008 en un camping en la ciudad de Río Grande, provincia de Tierra del Fuego, búsqueda que continúa vigente.

Sospechas hacia la Policía y potencial obstáculo

El 20 de mayo, a través de su cuenta oficial de Twitter el CELS expresó que “Josías Galeano tiene 15 años. Hace 20 días que desapareció en Oberá, Misiones. Los funcionarios judiciales no decidieron aún apartar a la Policía de la provincia de la investigación, a pesar de las sospechas que hay sobre la participación de esa fuerza” y agregaron: “Josías es menor de edad, su búsqueda requiere un plan de búsqueda serio y sistemático que sea prioridad para las agencias estatales responsables”.

Paralelo a eso, alertó que “en los últimos días circuló una foto que lo muestra (Josías) con un ojo morado al lado de un móvil policial vestido con las mismas ropas que llevaba cuando su madre lo vio por última vez. Esto generó fuertes sospechas acerca del posible involucramiento policial en su desaparición y abrió una nueva hipótesis sobre lo que le pudo haber ocurrido”, y apuntó que “la mera sospecha de que una fuerza policial o de seguridad pudiera estar involucrada en la desaparición exige profundizar en esta línea de investigación, sin perjuicio de trabajar al mismo tiempo sobre otras hipótesis posibles”.

Los expertos instruyeron a la fiscal Silke que “los protocolos y estándares internacionales, así como la legislación de diferentes provincias argentinas, indican que la hipótesis de participación policial, la agencia fiscal y/o judicial encargada de la investigación debe apartar de la misma a la fuerza sospechada y hacer recaer en otra fuerza de seguridad las tareas de auxiliar de la justicia” y reclamaron que “sin embargo, hasta la fecha la Policía de Misiones continúa actuando en la búsqueda de Josías, lo que constituye un potencial obstáculo para dar con su paradero y conocer la verdad de lo ocurrido”.

Bajo esos argumentos y en relación a la incorporación de mecanismos para garantizar una búsqueda eficiente del menor, el CELS propuso “el inmediato apartamiento de la Policía de la Provincia de Misiones en las tareas de búsqueda”, poniendo en relieve que “dado que en el caso de Josías Ezequiel Galeano la hipótesis sobre el posible involucramiento policial debe ser seria y exhaustivamente seguida, analizada e investigada, resulta imprescindible y urgente adoptar la medida que aquí proponemos. Solo de este modo se podrá garantizar que la investigación se produzca sin dilaciones ni interferencias, y preservar las evidencias que permitan dar con el paradero del niño”.

Plan de búsqueda integral

Más allá de eso los representantes del organismo también requirieron llevar adelante “un plan de búsqueda integral y sistemático” en razón de que “los protocolos existentes señalan la importancia de planificar la búsqueda de una persona ausente a partir del diseño de un plan sistemático y que aborde seriamente cada una de las distintas hipótesis que, a partir de la información relevada, se presenten como posibles”.

“En este sentido, tomamos como referencia la guía práctica para la búsqueda de personas, del Ministerio Público Fiscal de la Nación, que sistematiza tanto una serie de pasos iniciales para recopilar la información esencial como para recopilar de manera fehaciente la información que pueda está albergada en distintas burocracias estatales como: hospitales, lugares de privación de libertad, grabaciones de cámaras de seguridad, pasos migratorios, entre otros”, mencionaron en el escrito.

Participación familiar

En paralelo también pusieron especial énfasis en la participación de la familia de la persona desaparecida. “Los principios rectores para la búsqueda de personas desaparecidas, del Comité de Naciones Unidas para las Desapariciones Forzadas establecen que las familias que buscan a una persona ausente y sus representantes tienen derecho a participar de la investigación y a ser permanentemente informados de sus avances. Los principios establecen ‘el deber de darles información periódica y ocasional sobre las medidas adoptadas para buscar a las personas desaparecidas e investigar su desaparición, así como sobre los posibles obstáculos que puedan impedir el avance de la búsqueda. Las víctimas deben ser informadas y consultadas antes de que las autoridades pasen la información a los medios’. Por este motivo, se les debe permitir a los familiares presentar sugerencias y
argumentos en cuanto a qué medidas son necesarias en la investigación, proporcionar pruebas y defender sus intereses y derechos a lo largo del proceso”.

Marcha a las 18.30

Este 25 de mayo a las 18:30 en el Centro Cívico de Oberá, familiares, allegados y amigos de Josías Galeano volverán a insistir con el pedido de búsqueda del joven de 15 años que hasta el momento no ha dado resultados positivos.

“Para mí es imposible que ande entre montes, sin comer y no entiendo tampoco porque se va a estar escondiendo de su propia mamá que lo está buscando desesperadamente. Yo afirmo que lo amenazaron o le hicieron algo porque a 25 días la Policía no tiene una pista concreta, es muy raro”, refirió Carolina Ramírez, mamá del menor.

(Fuente: E.T)