NacionalesSociedad

Cobró el IFE, la AUH y Alimentar y lo invirtió para un emprendimiento casero

En tiempos de crisis siempre aparece el espíritu emprendedor y el ingenio de unos cuantos en la Argentina, un país donde el rebusque es moneda corriente.

Ingenio y capacidad de adaptación es lo que sacó a relucir Vanny Romero, que vive en Formosa Capital. La formoseña cobró 21.000 pesos de la Anses sumando el IFE (10.000 pesos), el programa Alimentar (6.000) y la AUH y se armó un emprendimiento.

Vende alimento balanceado para perros desde su casa y por redes sociales y whatsapp. Romero se preguntó: ¿Qué cosa se vende bien y no va a dejar de venderse por más que estemos en aislamiento?

Junto a su esposo, que tiene un pequeño taller de reparación de motos en el barrio Vial, entendieron que “si no se invierte esa plata es pan para hoy y hambre para manaña”, por eso decidieron destinarlo a un pequeño emprendimiento.

Una vez terminado, hicieron su propia campaña de prensa y enviaron un mensaje al portal NoticiasFormosa: “Podrían publicitar mi emprendimiento ?. Abrí hace 2 días una venta de alimentos balanceados en mi casa. Gasté el bono del gobierno y la asignación de mis niñas para poder empezar” contó.

También envió fotos de las ofertas y agregó que trabajan con delivery con horarios de 8 a 12 y de 16 a 20 horas.

“Mis niñas tienen 3 y 5 años y no tengo quien las cuide si trabajara en otro lado, ya que su papá trabaja 12 horas corridas . Este emprendimiento me permite trabajar y cuidarlas”, señaló la nueva emprendedora.

En Misiones también surgió un renovado espíritu emprendedor a partir de la cuarentena. Un rubro muy elegido fue el de las viandas, que multiplicaron su oferta y mejoraron el delivery, la comunicación y la calidad de los platos.

(Fuente: Noticias de Formosa)

Comment here