PolicialesProvinciales

Cuatro miembros del clan Mareco irán a juicio por lavado de activos

El denominado clan Mareco y otra página que quedará marcada en la historia de Misiones. Cuatro de sus sindicados integrantes serán enjuiciados por lavado de activos -entre otros delitos-, en lo que se constituirá como el primer debate oral y público en su tipo que se desarrolle en la provincia.
A más de cuatro años del tiroteo que dejó al descubierto el accionar de este polémico grupo de Jardín América dedicado al contrabando de cigarrillos proveniente de Paraguay, cuatro de sus integrantes ahora deberán responder ante la Justicia en un debate oral acusados por los delitos de asociación ilícita, encubrimiento de contrabando y lavado de activos de origen delictivo. 
Los imputados en esta compleja causa fueron identificados como Jorge Rafael M. -sobre quien actualmente pesa un pedido de captura internacional-, su hermana Ramona M., el esposo de ésta, Darío Enrique P., y un cuñado de ellos, Marcelo Darío V. 

Escuchas e involucrados
En la pesquisa además se incluyen varias escuchas telefónicas en las cuales se detecta comunicación entre los implicados. Allí hacen referencia a los procedimientos, a las pérdidas y a los recaudos a tomar.
Incluso, en una de las escuchas se entiende que los implicados hasta contaban con información previa a los procedimientos que las fuerzas planificaban asestar. 
Un ejemplo de ellos se registra en un diálogo entre Ramona y Marcelo el 10 de noviembre de 2016. 
“Vos no leíste los mensajes de Jorge”, dice Ramona en una parte de la conversación -según la transcripción de las escuchas-, a lo que Marcelo contesta que “no” y la mujer lanza: “Urgente mandaron a avisar que tres de las casas se van a allanar. Yo necesito que Darío venga para sacar las gomas”.
Esa escucha podría ser clave en toda la causa, ya que aparecen los cuatro imputados: Ramona, Marcelo, Jorge y Darío. 
Desde el tiroteo con Joaquín en febrero de 2016, tanto la Policía como la Gendarmería en forma conjunta fueron realizando diversos procedimientos en domicilios de varios integrantes de la familia, en los cuales se incautaron vehículos, cajas de cigarrillo, armas, cuadernos de cuentas y anotaciones varias. 
De acuerdo a lo estimado en aquella instancia (2016) por los investigadores implicados en los operativos, el clan alcanzaba a obtener ganancias de aproximadamente 700.000 pesos semanales a partir del contrabando de cigarrillos. 
Los primeros en queda involucrados en este expediente que ahora llega a juicio fueron Ramona y Marcelo, en tanto que Darío recién pudo ser puesto a disposición de la Justicia el 4 de septiembre del año pasado, cuando fue detenido por los efectivos del Escuadrón 48 Corrientes de GNA. 
Luego de eso fue procesado con prisión preventiva y hace pocas semanas solicitó su excarcelación, pero la fiscalía del tribunal se opuso y los magistrados le denegaron la solicitud. 
“Este Tribunal afirma que existen fundadas razones para suponer que Darío P. habrá de sustraerse al llamado judicial si recupera su libertad y de tal manera, deviene aconsejable, mantener su estado de detención como instrumento impeditivo, toda vez que neutraliza la posibilidad de fuga, ante la expectativa de pena que poseen los ilícitos atribuidos como así también un entorpecimiento a la pesquisa”, consta en el fallo al cual este matutino tuvo acceso. 
Respecto a Jorge Rafael M., hermano de Ramona y de Joaquín -el condenado en la causa por el tiroteo- permanece prófugo y sobre él pesa una orden de captura a nivel internacional.

(Fuente: E.T)

Comment here