Provinciales

En tiempos de pandemia, la solidaridad aflora en Misiones

La responsabilidad social, la que cada persona debe asumir, es fundamental en estos tiempos de pandemia para prevenir la enfermedad y, para el caso de un contagio, disponer de los medios para atender al paciente en las mejores condiciones para así recuperar su salud. Importa saber en estos tiempos, también, que Misiones está enfrentando la situación con medidas que se anticiparon a nivel país y que le permitieron no registrar casos confirmados durante 24 informes sanitarios de la Argentina. Y cuando registró en primer caso, el viernes 27, fue en una persona que había estado en España y que, al regresar, cumplió con las normas establecidas para el aislamiento obligatorio. Un segundo caso se verificó en Puerto Iguazú y afectó a un joven de 27 años.

Por ciento, las decisiones ahora tomadas tienen como basamento y antecedente que en las últimas dos décadas, y aún en los tiempos de mayor crisis, Misiones haya puesto a la salud y la educación en el tope de la agenda provincial. Porque entonces puede centrar esfuerzos en lo que hoy resulta urgente, necesario.

Ahora bien, este reconocimiento de lo acertado y oportuno de las medidas que se fueron sucediendo es para cruzarse de brazos? Para cantar victoria? No, es para admitir que la responsabilidad que cabe a cada uno, si se quiere, es doble. Porque hay que hacer honor a lo que antecede y sostenerlo en el aquí y ahora. El enemigo real que se enfrenta es invisible y puede presentarse en cualquier momento y lugar. Por lo tanto quedarse en la casa, lavarse las manos como se debe y respetar todas las indicaciones sanitarias de prevención, incluida la vacunación antigripal de los grupos de riesgo, es el imperativo de la hora.

Y en estos tiempos de pandemia inédita, de la aparición de una enfermedad que todavía no tiene cura probada ni vacuna que la prevenga, ignorando todos los enormes avances hechos por la ciencia médica, vale la pena poner en resalto, lo mejor de sí que viene mostrando la población de Misiones. En primer lugar el generalizado respeto por el aislamiento social obligatorio. Que se acentuó todavía más con la confirmación del primer caso en Posadas. Pero pudieron verse el cumplimiento del quedarse en casa cuando las patrullas policiales con alta voces exhortaba a hacerlo.

Pudo verse, además, como se multiplicaban la confección de protectores faciales, mascarillas, en las Escuelas de Educación Técnica de la Provincia con impresoras 3 D. La fabricación de termómetros infrarrojos que permiten detectar en lo inmediato fiebre en las personas, merced a los convenios de cooperación firmados por el Gobierno de Misiones con Smartcultiva. Trabajo que ya se venía articulando con la Escuela de Robótica en el proyecto de Efa 4.0.

O la confección de barbijos en la Mutual Policial, en Comisarías del interior de la Provincia, en  los Centros de Formación Profesional mediante acuerdo con la Unión de Docentes Provinciales de Misiones (Udpm). Mujeres mayores que pusieron a andar sus máquinas de coser para acercar barbijos a los hospitales de sus pueblos. La Municipalidad de Eldorado acondicionando el Polideportivo como hospital de campaña, la Municipalidad de Montecarlo cooperando en la fabricación de camas para hospitales, mediante la cesión de maderas de aserraderos, acordada por el Gobierno provincial. Y acondicionando la sede de lo que fuera el anterior hospital de la localidad.

La Cámara de Representantes habilitando un taller en la sala de las Dos Constituciones para la confección de elementos sanitarios bajo estrictas normas de higiene y seguridad con destino al sistema sanitario de salud. Será el primer taller de esta índole, ya que se están adecuando otras instalaciones con igual propósito.

Misiones ha venida ganando tiempo. Lo señalaba el gobernador Herrera Ahuad: desde que se desató la pandemia pasó casi un mes “tiempo en el que pudimos comprar respiradores, ajustar el sistema sanitario, prever espacios de aislamiento y tener una red armada entre lo público y lo privado”.

Un gobernador que tiene inclusive tiempo de recorrer vecindarios vulnerables para monitorear la forma en que se los está asistiendo. Y que no duda en abandonar las expresiones “correctas” cuando se trata de condenar la circulación de falsas noticias (las fake news) que lastiman a las personas, a la sociedad. Y a las que hay que ponerle un freno definitivo, ahora y para siempre. Que de eso también se trata, de rescatar lo mejor de la humanidad y combatir la inhumanidad.

(fuente:N.6)

Comment here