Nacionales

Estiman que 30 mil paraguayos cobraron planes sociales mediante fraudes

FORMOSA. El abogado y apoderado de la UCR de Formosa, Gabriel Hernández, ponderó en unos 30 mil, los ciudadanos paraguayos que cobraron asistencia social de la Anses (Administración Nacional de la Seguridad Social) mediante maniobras fraudulentas en todo el Noreste Argentino. Y recalcó que las pensiones truchas de no residentes en Argentina, comenzaron mucho antes que la crisis por la pandemia del nuevo coronavirus.

“Quiero aclarar que este no es un tema solamente de Formosa, en Corrientes también lo tienen. En el departamento Berón de Astrada hay varias localidades con un montón de gente de Paraguay que en verdad no viven allí. Declaran un domicilio falso, por ejemplo, en el paraje Yahapé, en Ita Ibaté, también en Itatí e incluso en Corrientes Capital”, denunció Hernández en diálogo con el programa radial De Regreso.

Por otra parte, el abogado insistió en que “esto no empezó ahora con la pandemia. Ni con el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia). Esto es parte de un aparato clientelar que se montó hace mucho tiempo a través de Anses, por gente que estaba en el Gobierno Nacional en la época del kirchnerismo”, denunció el dirigente radical de Formosa, en declaraciones que se dan en la misma semana en la que MisionesCuatro expuso la maniobra de empleados aduaneros de Posadas, detenidos en Paraguay cuando repartían dinero y tarjetas de la Anses en la ciudad de Encarnación.

El problema de las regulaciones en las jubilaciones a amas de casa

De acuerdo con Hernández, las maniobras de fraude contra la Anses, con un tinte político – electoral estallan “cuando salieron las jubilaciones para amas de casa. Era muy fácil sacarlo. Había que declarar que viviste 30 años en Argentina, te hacían una moratoria y empezabas a cobrar», remarcó Hernández.

Según publica Región Norte Grande, para entrar en la moratoria para estas pensiones, sólo hacía falta hacer una declaración falsa ante un Registro Civil de Argentina, declarando un domicilio en el país. Al respecto, Hernández sostuvo que existió complicidad de estas oficinas para entregar documentos de identidad con información falsa a estas personas de nacionalidad paraguaya. Con ese DNI, que era emitido por una autoridad competente, pero que se elaboraba a partir de datos falsos, la persona se presentaba en Anses y tramitaba la jubilación.

Para el abogado, esta denuncia “no es una cuestión discriminatoria, ni de persecución a ciudadanos de otros países. Lo que decimos es que no permitamos de que se burlen de nuestra ley y de nuestros jubilados. Que nos roben. Porque estamos pagando con plata de Anses a gente que nunca vivió en Argentina”, remarcó el letrado.

Los DNI a extranjeros y la complicidad de los RNP

Según Hernández, la génesis de esta estafa a la Anses comenzó con los DNI Extranjeros que muchos trabajadores paraguayos golondrina obtuvieron en el país décadas atrás. Cuando el Gobierno Argentino habilitó las moratorias para jubilaciones, muchas de las personas con estos documentos que hacía años habían vuelto a Paraguay, regresaban a localidades fronterizas del NEA. Se presentaban en las oficinas del Registro de las Personas y declaraban haber estado viviendo todo el tiempo en Argentina y pedían un cambio de domicilio.

De acuerdo con la denuncia del abogado, las oficinas del Registro Civil del NEA, en zonas de frontera, no se pedían documentación respaldatoria a quienes llegaban con DNI extranjero a pedir cambio de domicilio.

“En las oficinas se presumía que desde aquel entonces la persona había vivido en Argentina, cuando no era así. Muchas de esas personas inclusos tenían ya jubilaciones en Paraguay, luego de toda una vida allá”, señaló Hernández. “Nosotros calculamos 30 mil paraguayos en esta situación en el NEA. A esto hay que sumar a los bolivianos en Jujuy y Salta, que están en la misma situación. He encontrado gente de Brasil y Chile que figura viviendo en Argentina y que cobran”, aseguró.

El fraude electoral y las pensiones irregulares de paraguayos

Consultado al respecto de cómo habían encontrado pruebas de la millonaria estafa admitida –sino propiciada– por la Anses kirchnerista, Hernández explicó: “Nosotros empezamos las denuncias penales en el 2011. Fue fortuito como nos enteramos de esto: nos llegó un listado de gente que llegó al puerto de Formosa para votar el 27 de octubre del 2011. Ese domingo, había un listado de 2 mil personas que habían bajado de lanchas y que esperaban remises para ir a votar. Estaba todo organizado”, contó el abogado, vinculando las pensiones truchas de extranjeros con el clientelismo político y el fraude electoral en Formosa.

“Conseguimos entonces de Prefectura ese listado y empezamos a hacer el cruzamiento con la localidad ribereña de Alberdi (Paraguay) y descubrimos que todos vivían ahí. La denuncia la hicimos por el tema electoral, ya que somos de un partido político. Nos preocupa que vengan a votar a nuestro país gente que no vive acá”, agregó Hernández.

Ese descubrimiento fue la punta del iceberg que derivó en la exposición de un gigantesco entramado entre Anses, Registros de las Personas y partidos gobernantes. “Descubrimos que mucha gente cobraba pensiones por invalidez, que requiere que el trabajador tenga una discapacidad. Pero esta gente trabajaba del otro lado, como docentes, enfermeros, técnicos, trabajadores gubernamentales y de empresas en Paraguay”, fustigó Hernández.

El clientelismo binacional y la Ley de Lemas

Cabe recordar que, en Formosa y Misiones, rige un sistema electoral que permite que el voto del elector, sume a la fuerza mayoritaria dentro de un partido o “lema”. Así pues, el sistema mismo propicia maniobras clientelares en las que el oficialismo, a partir de los recursos del Estado, puede sumar votos para imponerse en comicios. Aún cuando el candidato ganador no sea el candidato más votado.

En consecuencia, la sospecha más fuerte es que la Anses permitió las jubilaciones truchas de ciudadanos paraguayos, con vistas a que estos voten en Argentina al oficialismo kirchnerista o a sus aliados provinciales como el PJ del gobernador formoseño Gildo Insfrán o el Frente Renovador de la Concordia Social. Es en ese contexto en el que se puede hablar de clientelismo político binacional.

Por otra parte, el fraude adquiere aún más gravedad, si se tiene en cuenta que incluso familiares directos del primer mandatario paraguayo, Abdo Benítez, figuran como beneficiarios de ayudas sociales de Anses. Por supuesto, sin vivir en la Argentina y siendo además personas muy acaudaladas, según publica RNG.

(Fuente: M.C)

Comment here