NacionalesPoliciales

Hallaron pruebas que incriminan a los seis imputados por la violación grupal en Palermo

Un total de 16 rastros de semen fueron hallados en diversas prendas de vestir que pertenecen a los seis detenidos por la violación grupal a una joven de 20 años el pasado lunes 28 de febrero en el barrio porteño de Palermo; también se encontraron 13 manchas de sangre en sus ropas, informaron fuentes judiciales.

Todas estas muestras fueron enviadas al labotarorio genético para que con posteriores estudios de ADN se sepa a quiénes pertenecen.

Los mismos peritos de la Policía de la Ciudad que analizaron las ropas detectaron también 13 manchas compatibles con sangre humana en prendas de cuatro acusados.

Voceros de la investigación recordaron que algunos de los acusados fueron golpeados por comerciantes y vecinos en el momento en el que rescataron a la víctima, y que la presencia de sangre es sus ropas puede corresponder a las lesiones que tuvieron por los golpes recibidos.

Fuentes judiciales indicaron que serán el juez Fernández y el fiscal Eduardo Rosende quienes evalúen la importancia de estos resultados periciales, aunque la prueba categórica que se aguarda son los cotejos de ADN con los que se espera poder individualizar a quiénes pertenecen los restos biológicos hallados en los hisopados y la ropa de la víctima.
Por otro lado, el juez rechazó el pedido de excarcelación que había formulado Domínguez a través de su abogado Jorge Alfonso, quien ahora aseguró que apelará la decisión del magistrado por considerarla «arbitraria».

La medida fue adoptada a última hora del lunes por el juez Fernández, quien en consonancia con el dictamen del fiscal Rosende, rechazó el planteo del acusado Domínguez, al considerar que existe riego de entorpecimiento de la investigación y de fuga, debido a la pena en expectativa, de hasta 20 años de prisión, por el delito de abuso sexual agravado por la intervención de dos o más personas.

La violación grupal en Palermo

El hecho ocurrió el feriado del pasado lunes 28 de febrero por la tarde, a plena luz del día, en la calle Serrano al 1300, en Palermo Soho, donde una pareja de panaderos y otro vecino intervinieron al ver que dentro de un auto Volkswagen Gol estacionado junto a la vereda abusaban en grupo de una chica.
Mientras cuatro de los imputados –Ramos, Ciongo Pasotti, Cuzzoni y Lykan-, estaban dentro del auto con la víctima, los otros dos –Domínguez y Retondo-, cantaban y tocaban la guitarra en la vereda, en una maniobra que se cree era de distracción y para actuar de “campana”.

La joven violada, de 20 años, aseguró ante la Justicia que está en condiciones de reconocer a quienes abusaron sexualmente de ella, dijo que aún siente terror y angustia por lo que le sucedió y sostuvo que, como consecuencia del ataque, padeció secuelas físicas, según informaron fuentes judiciales.

Al declarar la semana pasada ante el juez de la causa, la víctima dijo que conoció a cinco de los seis detenidos (al restante lo vio en la calle, luego) ese mismo día en el “Ro Tecno Bar», situado en la calle Thames al 1600, al que llegó pasadas las 5 de la mañana junto a un amigo a bordo de un Uber que habían tomado en el partido de San Fernando.

Las fuentes aseguraron que la chica, quien estuvo acompañada por expertos de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC) del Ministerio Público, pudo hacer una descripción fisonómica de cada uno de los agresores y hasta aseguró poder identificarlos de ser necesario.

(Fuente: Télam)