Sociedad

“HÉROES SIN CAPA”


En estos días la realidad nos está golpeando cada vez más fuerte. Hemos cambiado por completo nuestra forma de “movernos” porque tenemos la obligación como ciudadanos responsables de quedarnos en nuestras casas cumpliendo la cuarentena obligatoria para evitar y/o retrasar la propagación de nuestro actual enemigo invisible: el covid-19 – Coronavirus. Este es nuestro modo de “salvar al mundo”.
Sin embargo, no todos tienen la obligación de “salvar al mundo” quedándose en sus casas. Existen en esta nueva historia que estamos escribiendo día a día los héroes sin capa. Ellos tienen la misma misión que nosotros, la de salvar al mundo, pero a diferencia nuestra lo tienen que hacer de forma directa, enfrentando a este enemigo invisible cara a cara.
Una vez escuché al gran humorista mexicano Roberto Gómez Bolaños explicar que para él el verdadero superhéroe no era el que volaba, el que tenía una fuerza inconmensurable, el que era capaz de disparar rayos láser… sino que el verdadero superhéroe de la sociedad era el Chapulín Colorado que conociendo sus limitaciones, que entendiendo que era mucho menos que sus enemigos, que temblando de miedo aceptaba ayudar a los desprotegidos y que además (como dice su presentación) su escudo es un corazón; ése es el verdadero superhéroe, decía Gómez Bolaños.
Las palabras del humorista que siempre nos saca una sonrisa, cada vez que volvemos a ver “El Chavo del 8”, no pueden describir mejor la realidad que estamos viviendo actualmente. Día tras día vemos en los medios de comunicación a muchos héroes sin capa que salen a salvar el mundo en momentos en que lo mejor que podemos hacer para resguardarnos es el aislamiento. Ellos saben que el enemigo es poderoso, conocen el impacto que tuvo y está teniendo en diferentes países considerados del primer mundo; y también saben que tienen limitaciones en logística, en insumos y en muchas otras cuestiones. Pero sin embargo salen a ponerle el pecho a la situación, con miedo quizás, con el riesgo de exponerse y también de exponer a sus seres queridos, pero con la convicción de estar haciendo lo correcto de que al igual que el Chapulín Colorado, pero esta vez en la vida real y literalmente, tienen por escudo su propio corazón.
Desde este espacio queremos hacer llegar el agradecimiento de toda una sociedad a estas personas se están jugando la vida día a día: a las personas que trabajan en salud pública y privada, a las personas que trabajan en las diferentes fuerzas de seguridad, a las personas que lo hacen en la aduana y en migraciones, a los periodistas, a las personas que están desinfectando la ciudad, a las personas realizan el servicio de recolección de residuos, a las personas que se han autoconvocado para juntar alimentos o realizar barbijos y trajes de protección sin interés de lucro alguno… todos ustedes son nuestros HÉROES SIN CAPA.

Comment here