Policiales

Infierno en cuarentena: sufría violencia de género y pidió ayuda a los vecinos a través de una nota

Una joven neuquina de 20 años vivió el horror en el casa que compartía con su novia de 25 años, quien la atacó a golpes. Otro hombre también intentó abusar sexualmente de ella. Ambos quedaron tras las rejas tras una advertencia crucial a los vecinos realizada a través de un papel.

La dramática secuencia inició en la madrugada del jueves, cuando un llamado a los efectivos de la Comisaría 16 alertó sobre un presunto abuso en una vivienda del barrio San Lorenzo, en Neuquén.
 
Al llegar al lugar, los policías encontraron al sujeto denunciado, quien había manoseado a una chica de 20 años. Otro hombre que estaba en la casa golpeó al acusado para defender a la víctima y dio rienda suelta a un altercado. Finalmente, el agresor sexual quedó detenido, aunque fue liberado horas más tarde (quedó supeditado a la causa).
 
No obstante, apenas empezaba la pesadilla. El mismo jueves, a las 13, otra vez la Policía acudió a la misma casa porque el presunto abusador, ahora acompañado por su hermano, había comenzado a arrojar piedras contra el inmueble a modo de venganza. Los dos atacantes quedaron demorados e imputados por daños a la propiedad.

Según lo informado por LM Neuquén, una joven de 25 años, quien es la novia de la chica de 20 años abusada, es la que se había acercado a la fiscalía a radicar la denuncia. Ambas mujeres viven juntas con el hijo de 2 años de la mayor. Pero otra situación de violencia estaba a punto de destaparse.
 
La joven de 20 años aprovechó la ausencia de su pareja para hacerle llegar a su vecina un pedido de auxilio en papel: “Por favor, me llamaría al 144. Ayer me cortó los brazos. Ya no puedo más”. El rápido accionar de la vecina permitió a la muchacha denunciar la situación que vivía.
 
“Tras recibir el llamado de auxilio, se dio aviso a la Fiscalía de Violencia Doméstica y de Género y el equipo de abordaje se encargó de asistir a la víctima y reubicarla”, indicó Dante Catalán, comisario inspector y coordinador de Delitos Zona Oeste.

Los médicos que atendieron a la víctima de violencia constataron en su cuerpo las lesiones correspondientes con su relato. La joven de 20 años tenía moretones y heridas cortantes hechas con un cuchillo tipo Tramontina en distintas partes de su cuerpo.
 
El comisario Catalán además señaló que, en una requisa al vehículo de la victimaria, se dio con un arma calibre 9 mm que la agresora solía llevar consigo, y por la cual, en principio, no tendría documentación que avale su tenencia; por lo que fue secuestrada.
 
La agresora fue notificada de una causa por violencia doméstica y lesiones; mientras que al joven, de una causa por tentativa de abuso y por daños a la propiedad.
 
En tanto, la joven de 20 años fue reubicada en un refugio para víctimas de violencia y el niño quedó al resguardo de su abuela.

(Fuente: Los Andes)

Comment here