Provinciales

Niño que cayó de un colectivo urbano recibió el alta médica

A casi dos semanas de haber sufrido un severo golpe en la cabeza al caer desde un colectivo de servicio urbano en movimiento sobre la avenida de acceso a Itaembé Miní, el estado de saludo de Yonathan Alberto Safrainski, de 6 años, mostró una avanzada mejoría durante los últimos días. Y a raíz de ello, el pequeño fue dado de alta ayer luego de luchar varios días en terapia intensiva en el hospital de Pediatría Fernando Barreyro
Según manifestaron familiares del pequeño, Yony experimentó una favorable recuperación durante la última semana y por ello los últimos días permaneció internado en observación en sala común del citado nosocomio. Aunque las fuentes manifestaron que a partir de ahora deberá continuar con un estricto seguimiento médico debido a que los profesionales deben descartar cualquier tipo de secuela posterior al golpe.

En diálogo con un medio provincial, Alberto, padre de la criatura, se mostró más que feliz por lo ocurrido. “Es inexplicable la verdad pero me siento muy feliz. Siempre creí en Dios y sabía que existiría el milagro. Tuve mucha fe, aunque fue desgarrador ver a mi hijo en coma”, manifestó Alberto, quien junto a su pareja Viviana y su cuñada Yaquelin, acompañaron en todo momento al niño en el hospital.

Cabe recordar que el hecho ocurrió minutos después de las 16.30 del pasado lunes 10, sobre la avenida 147 y calle 150, en inmediaciones del predio del Club Vial.
Como medida preventiva dispuesta por el Juzgado de Instrucción Tres, a cargo del magistrado Fernando Verón, se dispuso en aquel momento el secuestro para pericias de la unidad implicada. Se trata de un intenrno de la línea 91 de la empresa Don Casimiro y que al momento del hecho realizaba el recorrido Terminal Quaranta-Itaembé Miní al mando de Gustavo O. (34).
A éste último se le notificó la instrucción de la causa, aunque en todo momento permaneció en libertad supeditado a la pesquisa por lo ocurrido.
Horas después de trascender el caso, El Territorio dialogó con Viviana Ferreyra, madre de la criatura, quien presenció el accidente mientras viajaba junto a Jonathan y otras tres hijas.

Sobre las circunstancias en las que se desencadenó el hecho, la madre comentó que ocurrió cuando regresaban de la vivienda de su mamá, ya que ese lunes tenía libre el día y decidió salir a pasear desde temprano junto a sus chicos.

“Nosotros subimos en Zapiola y ruta 12, fuimos en el 91. Entramos por la 147 y él no disminuyó la velocidad, tampoco estoy diciendo que era brusca, pero iba rápido. Todos veníamos sentados y cuando llegamos a la parada que está por el Club Vial, ahí bajó un pasajero y el chofer cerró la puerta. Ahí nosotros nos levantamos porque en la siguiente parada teníamos que bajarnos”, recordó Viviana y agregó que a los pocos segundos el chofer volvió a abrir la puerta del medio por donde la familia intentaba descender.
“Yo le toqué dos veces el timbre para que cierre la puerta y nada. En ese momento estaba parada sosteniendo a mi beba y a mi otra niña, y más atrás estaba Yony en el barral prendida de la mano de su hermana Abigail. En ese momento, el chofer quiere bajar la velocidad y cuando lo hace todos sabemos porque viajamos en un colectivo que ellos hacen un movimiento, ese movimiento fue lo que le expulsó a mi hijo hacia afuera”, relató con lagrimas en los ojos la desesperada madre.

(Fuente:E.T)

Comment here