InternacionalesSociedad

Paraguay :Pirotecnia dejó niños sin dedos, ciegos y en terapia intensiva.

El Hospital de Trauma registró 8 víctimas por mal uso de pirotecnia, entre el 24 y 25 de diciembre, de los cuales 7 son niños, de 5 a 14 años. Uno quedó ciego, otro perdió un ojo, otro quedó sin dedos y uno sigue grave en terapia.

El Dr. Agustín Saldívar, director del Hospital de Trauma, junto con médicos que trabajaron sin descanso desde el 24 de diciembre, informaron ayer las consecuencias de la imprudencia y la nula responsabilidad de los padres por permitir el uso de pirotecnia altamente dañina para sus hijos.

Las víctimas de pirotecnia fueron 8, entre ellos un solo adulto de 26 años por un episodio con un petardo 12×1. Cinco niños sufrieron lesiones por manipular cebollón, uno por fosforito y otro por cañita silbadora. Los lesionados llegaron al hospital provenientes de Lambaré, Capiatá, Areguá e Itá.

Los casos más graves atendidos en el Hospital de Trauma fueron los de un niño de 10 años que quedó ciego por manipular cañita silbadora; otro de 14 años tuvo pérdida del globo ocular; y otro niño de 5 años perdió la falange digital de los dedos índice y medio. Los dos últimos por manipular cebollón.

El niño que sigue en terapia intensiva se encuentra en el Centro Nacional de Quemaduras, por quemaduras graves en el cuello y cabeza tras una combinación letal de fosforito y nafta.

Cerca de 60 accidentes

Igualmente, entre el 24 y 25 de diciembre se atendieron un total de 58 víctimas de accidentes de tránsito, de las cuales 39 corresponden a motociclistas, entre ellos un menor de edad. Disminuyó la cantidad de accidentados con relación al año anterior que fueron un total de 76, sin embargo la gravedad de los siniestros sigue siendo provocado por el abuso del alcohol, la imprudencia y el mal estado de las calles.

El Dr. Jesús Marín, cirujano plástico, advirtió que generalmente en Año Nuevo es cuando se registran más casos quirúrgicos en el servicio de cirugía de mano del Hospital de Trauma por lesiones producidas de la pirotecnia. “Cuando se iba a acabar el mundo en el año 2000, llegamos a tener la mayor cantidad de casos, alcanzando 38. En el 2016, 21 casos; en 2017, 23; y el año pasado 17. Este año, antes de Navidad ya tuvimos casos de lesiones de manos por manipulación de petardos, que con el niño que llegó en Navidad totalizan 10 casos. Esperamos que esa cifra no aumente”, dijo.

Pide a fiscales sanción a padres

El Dr. Agustín Saldívar remarcó que la imprudencia es muy alta tanto por parte de motociclistas como de parte de padres irresponsables. “Ahora en Urgencias tenemos a dos menores de 4 y 5 años por accidentes en motocicleta. La inconsciencia es un problema que solamente se corrige con la punidad de la Justicia. Llamamos a los fiscales del menor a que sancionen a los padres para que estos dejen de exponer al peligro a sus hijos”, dijo.

(Fuente:ABC)

Comment here