EconomíaProvinciales

Radiografía: municipios misioneros enfrentan 2020 con recursos por coparticipación a la baja

Durante el año 2019, la caída real de las transferencias automáticas de recursos nacional vía régimen de coparticipación en Misiones estuvo en el orden de los $4.290,6 millones, ajustado a una inflación anual para la región del NEA que culminó en 57,6{3ff13aebe241d80a0f7dbd2f56b77d3811ac54c5405045bb6f635e033c46b244} en 2019.

Esta caída, que implica solo las transferencias automáticas (coparticipación, leyes especiales, compensación por Consenso Fiscal y Cautelar CSJN), tuvo su correlato además en las transferencias de fondos de la Provincia a los municipios misioneros, que cerraron el 2019 con un incremento del 54{3ff13aebe241d80a0f7dbd2f56b77d3811ac54c5405045bb6f635e033c46b244}, resultando así en una caída real aproximada de $114 millones consolidado.

Si bien el cálculo anual consolidado no se ubica tan detrás de la inflación anual, lo cierto es que hubo grandes disparidades en las transferencias a los municipios, provocando así la existencia de grandes extremos: por un lado, el municipio de Comandante Andresito tuvo un alza anual del 174,8{3ff13aebe241d80a0f7dbd2f56b77d3811ac54c5405045bb6f635e033c46b244} en sus recursos; pero en la otra punta, en el municipio de Cerro Azul crecieron apenas un 38,7{3ff13aebe241d80a0f7dbd2f56b77d3811ac54c5405045bb6f635e033c46b244}.

Sobre un total de 75 municipios que se rigen por el esquema de distribución coparticipable de recursos establecidos por la Ley Provincial N° XV- N°10, y por la Ley XV- N°12, que establece el “Adicional Mensual de Coparticipación Transitorio y de Emergencia” (no se contempla al municipio de Pozo Azul, que cuenta con un régimen diferente), apenas siete de ellos han tenido incrementos reales en los fondos captados por coparticipación municipal, mientras que sesenta y ocho municipios tuvieron caídas, de diferentes magnitudes.

Municipios “ganadores”.

Si se considera la inflación anual para la región del NEA durante 2019, que marcó el lamentable récord de 57,6{3ff13aebe241d80a0f7dbd2f56b77d3811ac54c5405045bb6f635e033c46b244}, apenas siete municipios (sobre un total de 76 en Misiones) han tenido incrementos reales. Sin embargo, también hay que destacar que seis de esos siete municipios han tenido ingresos extraordinarios por la modificación realizada en la Ley Provincial XV- N°12, en ocasión de la aprobación del Presupuesto provincial 2019, ampliándosele los montos fijos mensuales a recibir como adicionales de coparticipación, por lo cual el incremento no se da por mayor disponibilidad de recursos de la administración central misionera, sino por una mayor erogación en las sumas fijas.

El municipio de Comandante Andresito lidera la suba de recursos en el año que finalizó con un incremento del 174,8{3ff13aebe241d80a0f7dbd2f56b77d3811ac54c5405045bb6f635e033c46b244}: en 2018 captó fondos por un total de $21,2 millones, mientras que en 2019 captó un total de $58,3 millones. Este crecimiento se ve explicado por el gran incremento en la suma fija establecida por la ley previamente mencionada, que llevó la suma fija a un total de $2,9 millones mensuales.

En el caso de la capital misionera, Posadas, tuvo el sexto mayor crecimiento de recursos coparticipables, con una suba del 60{3ff13aebe241d80a0f7dbd2f56b77d3811ac54c5405045bb6f635e033c46b244}: también la ley citada previamente estableció un incremento en las sumas fijas, pasando a recibir ahora un total de $4 millones mensuales. El total de los recursos que captó por coparticipación, que ascendió a $1.193,7 millones en 2019, representa el 49{3ff13aebe241d80a0f7dbd2f56b77d3811ac54c5405045bb6f635e033c46b244} del total de sus ingresos, según Presupuesto municipal.

Los municipios más comprometidos

La baja en términos reales de los recursos coparticipables tiene un impacto ya sea en términos proporcionales como reales.

Si analizamos el primer caso, Cerro Azul ha tenido el menor incremento de recursos en 2019 con una suba de apenas el 38,7{3ff13aebe241d80a0f7dbd2f56b77d3811ac54c5405045bb6f635e033c46b244}: esto significa que quedó 18,9 puntos por debajo de la inflación, teniendo una caída en términos reales de $3,7 millones.

Ahora bien, si medimos sólo la caída real expresada en pesos, el municipio que tuvo la mayor caída fue Eldorado: la pérdida real fue de $13 millones, seguida por Oberá con una pérdida de $8,4 millones, y Aristóbulo del Valle, con $7,5 millones de pérdida.

Junio y Diciembre, los meses claves:

Siguiendo la evolución mes a mes durante el año 2019, y analizando las variaciones interanuales en cada una de ellos, se puede observar que los meses de junio y diciembre han sido los que tiraron a la baja las transferencias. Justamente, los meses donde la administración pública tiene más comprometida sus cuentas por el pago de los aguinaldos.

Si bien el año se inició con buenos incrementos, en el mes de junio los mismos se desaceleraron notablemente para crecer solo un 25,7{3ff13aebe241d80a0f7dbd2f56b77d3811ac54c5405045bb6f635e033c46b244}: esto es, 33 puntos por debajo de la inflación, una caída que, traducida a términos reales, destrozan las cuentas municipales que tienen dos principales características: la alta dependencia de los recursos coparticipables en el total de sus ingresos, y el alto peso de gasto de personal.

2020 no será el año de la reparación

De acuerdo al Presupuesto 2020 de la provincia de Misiones, las transferencias por coparticipación municipal estarían en torno a los $7.847,6 millones, lo que representaría un incremento del 60,7{3ff13aebe241d80a0f7dbd2f56b77d3811ac54c5405045bb6f635e033c46b244} respecto a 2019. Si bien en términos comparativos, cruzándolo con la posible inflación de 2020, que se estima será menor a la del año que pasó, dicho incremento es positivo y repercutiría en alzas reales, no podría compensar la pérdida de 2019 y 2018, y obligaría a los municipios misioneros a continuar ajustando el gasto público para poder atender a todas sus obligaciones, sin descuidar además la cuestión salarial, de fuerte peso en las administraciones municipales.

Por otro lado, Misiones aún tiene pendiente un nuevo debate sobre la coparticipación municipal, algo ya manifestado por diferentes intendentes, que ponen de manifiesto la necesidad de actualizar el sistema de reparto ante el cambio de las condiciones (tanto demográficas como sociales) de los municipios misioneros. Ese mismo debate debe incluir también la formalización del reparto adicional que establece la Ley XV – Nº 12, algo que hoy se sostiene con sumas fijas, pero que podrían (y deberían) ser incluidas en el sistema de distribución secundaria para no generar asimetrías entre los municipios.

Por último, este debate tiene otro de fondo, que es el referido a la Coparticipación a nivel nacional: Misiones tiene la asignación más baja de todo el NEA, pero tiene la mayor cantidad de población.

En el año 2019, Misiones recibió por transferencias automáticas un total de $50.613,1 millones, que equivalen a $40.576 por misionero. En el caso correntino fue de $50.720 per cápita; en Chaco $62.405 por chaqueño, y en Formosa fue $89.588 per cápita.

Misiones tiene la mayor población de la región (1.247.362 habitantes, según proyecciones de Indec para 2019) y las transferencias automáticas captadas fueron las más bajas a nivel nominal de toda la región. Bajo este esquema de distribución, hay que destacar que la administración misionera ha logrado sostener el equilibrio a partir de contar con un fuerte base de recaudación propia, pero está expuesta al desequilibrio, tanto en la administración provincial como en los municipios, al existir esta asimetría en la distribución de fondos nacionales.

(Fuente: Economis)

Comment here